viernes, noviembre 25, 2022
InicioBienestar13 señales silenciosas de estrés que te están matando lentamente

13 señales silenciosas de estrés que te están matando lentamente

Hoy en día desafortunadamente la gran mayoría de la población se ve afectada por el estrés, esta respuesta de nuestro organismo que lo mantiene en estado de alerta ante lo que considera una amenaza, que sirvió como respuesta de supervivencia a nuestros antepasados ante diversas amenazas. A continuación te presentamos varios síntomas que se generan a raíz del estrés.

1.Dolor de espalda y dolores musculares

Si has experimentado este molesto dolor que se manifiesta entre los hombros y los omoplatos seguramente se debe a que has estado experimentando situaciones que te generan estrés. Es un dolor repentino que puede extenderse a la parte baja de la espalda, debido a que la musculatura de esta zona se tensa, ocasionando así dolorosas contracturas; a esto se le conoce como Miositis por ensión o miositis tesional.

2.Dolor Mandibular

La constante presión que genera el estrés sobre los músculos puede desencadenar tensión en la mandíbula, haciendo que apretemos los dientes unos contra otros todo el día, causando dolor y sensibilidad e incluso puede afectar nuestra dentadura. Esto suele ocurrir en las noches mientras dormimos, por lo que el dolor suele presentarse en las mañanas al despertar.

3.Pérdida de la memoria  a corto plazo

Varios estudios han demostrado que el estrés crónico tiene incidencia en el cerebro, tanto en su funcionamiento, como a su tamaño. Lo cual se debe a la constante producción de cortisol que mantiene niveles elevados de glucosa en la sangre, afectando la capacidad celular de regenerarse. Recordemos entonces que le cerebro está constituido por células y neuronas, que al encontrarse saturadas de glucosa no pueden ejecutar sus funciones correctamente ya que impide la comunicación neuronal y la regeneración de las células.

4.Desánimo y Depresión

Si te sientes triste, desanimado y desmotivado sin ningún motivo aparente es posible que estés atravesando por un cuadro depresivo como consecuencia de la presión que genera el estrés. Esto puede tener grandes consecuencias en nuestras vidas, ya que nos sentimos sin ganas de trabajar y sin ningún tipo de interés por las cosas que generalmente nos gusta realizar. Los altos niveles de estrés incentivan a una mayor producción de cortisol, conocida como la hormona del estrés, hormona que se encarga de mantener nuestro organismo en alerta ante lo que considera una situación de peligro.

5.Transpiración excesiva

La hiperhidrosis o sudoración excesiva es un síntoma que presentan muchas personas como consecuencia del estrés crónico. Se produce como  resultado  de la alteración hormonal y el proceso de regulación térmica del cuerpo, que busca precisamente disminuir el incremento de la temperatura corporal debida al estrés.

6.Acné y problemas de la piel

La aparición de brotes de acné en el rostro y espalda junto al enrojecimiento de la piel y otras afecciones son un síntoma muy frecuente del estrés crónico. Sin importar la edad y el tipo de alimentación que tengas, el acné por estrés puede manifestarse en cualquier momento, debido a los cambios que ocurren en el sistema metabólico y así mismo la forma en que nuestro organismo maneja las grasas y la producción hormonal.

7.Problemas cardíacos

El corazón es uno de los órganos más perjudicados ante el estrés crónico, como producto de la tensión y el permanente estado de alerta al que se somete el organismo. El corazón se ve en la necesidad de incrementar la frecuencia cardiaca para generar el oxígeno y la energía demandada por nuestro cuerpo ante el estado de alerta. Lo cual puede acarrear complicaciones cardíacas como la hipertensión, insuficiencias cardiacas, infartos o accidentes cerebro vasculares.

8.Insomnio

El insomnio es uno de los grandes males que suele ir de la mano del estrés crónico, ya que al mantenerla mente en un estado de tensión y enfocada en algún asunto particular, resulta difícil pode conciliar el sueño por las noches e incluso para muchos resulta prácticamente alejar de sus pensamientos el tema que les preocupa y les genera ansiedad. De igual manera los altos niveles de cortisol en sangre producen una disminución en la producción de melatonina y serotonina, las cuales se encuentran relacionada con indicar al cerebro cuando es hora de dormir y de que este lleve a un nivel de relajación y tranquilidad total.

9.Cambios en el apetito

Los altos niveles de estrés también pueden afectar el proceso de digestión, haciendo que esta se ralentice y que tardes más horas en sentir hambre, lo cual puede conducirte a una pérdida de peso. También puede generarte otras alteraciones gástricas, como las náuseas y la falta de apetito. Aunque también puede causar el efecto contrario, es decir, a un estado de hambre constante y apetito insaciable como producto de la ansiedad, lo que puede llevar a un incremento considerable de peso.

10.Dolor de Cabeza

El dolor de cabeza de forma repentina e intensa es también un síntoma muy común del estrés crónico, que puede desencadenarse sin ningún motivo aparente. Esto se produce como consecuencia de la acumulación de tensión de forma prolongada.

11.Trastornos digestivos

El estrés es una situación de tensión emocional que hace que el organismo reduzca algunas funciones para preservar los niveles de energía cuando se siente bajo amenaza. Ante esto suspende algunas funciones no muy relevantes, como la digestión lo que deriva en problemas gastrointestinales crónicos si la fuente de estrés no es atacada y manejada de forma efectiva. Esas afecciones pueden ir desde el estreñimiento, hasta la diarrea.

12.Alteración de la función cognitiva

La capacidad para concentrarnos, aprender y para el razonamiento complejo también puede verse comprometida ante el estrés crónico. Lo cual suele observarse cuando la tensión emocional se ha mantenido por un largo tiempo. Recordemos que el estrés genera alteraciones en la producción hormonal, afectando así la forma en que el cerebro recibe e interpreta las señales.

13.Resfriados Constantes

Si te has visto sufriendo constantemente sufriendo de resfriados y contrayendo todos los virus gripales que andan por allí, seguramente se debe a que el estrés ha deprimido tu sistema inmune que es la principal línea de defensa ante organismos antígenos responsables de infecciones y enfermedades.

Si manifiestas alguno de estos síntomas te invitamos a realizar distintas actividades que pueden ayudarte a manejar las situaciones de estrés como la práctica de ejercicios, la meditación, los masajes e incluso acudir a algún especialista para que te oriente en el manejo de tensión.

TE PUEDE INTERESAR