jueves, noviembre 3, 2022
InicioBellezaUna piel radiante al consumir alimentos llenos de colágeno

Una piel radiante al consumir alimentos llenos de colágeno

El colágeno es una de las proteínas más abundante del cuerpo; es uno de los componentes principales de la piel, los dientes, los huesos, las articulaciones y los tejidos.

El colágeno es el mejor amigo de tu piel, pues él es que te protege contra los efectos dañinos del sol o el frío; también te ayuda a cicatrizar más rápidamente, ayuda en la prevención del acné, la celulitis y la flacidez e incluso alivia el dolor articular.

El colágeno es un elemento estructural para la piel y a medida que envejecemos la producción de esta proteína disminuye, lo que ocasiona que nuestra piel pierda tonalidad, flexibilidad y fortaleza. Estos efectos naturales podrían acentuarse si la rutina alimenticia muestra una tendencia clara hacia el déficit de antioxidantes, vitaminas y minerales (sí, eso significa que su aspecto juvenil y tu salud serán lamentablemente cosas del pasado)

¿Qué se puede hacer para evitar este impacto?

NADA ES MAS IMPORTANTE QUE LA ALIMENTACIÓN

El colágeno se obtiene de fuente animal, por lo que es recomendable consumir carnes y caldos de huesos.

  • Carne: selecciónala bien y recuerda que, si tu preocupación también es tu peso, debes elegir mayor cantidad de proteínas magras.
  • Pescado: Preocúpate por incluir omega 3 en tu dieta, pues este evita la oxidación cerebral y actúa como desinflamatorio, además de procurar tu salud cardiovascular
  • Huevos: estos están altamente cargados de colágeno, por tanto, inclúyelo en tu dieta semanal
  • Cítricos: Los alimentos cargados en vitamina C sintetizan el colágeno en tu cuerpo, por lo que es recomendable que los consumas de la mano con productos ricos en colágeno (¿qué tal un pescado hecho en papillote con bastante limón?) También puedes incluir los zumos y su incorporación en infusiones, pues tienen antioxidantes naturales muy buenos para nuestra salud
  • Frutos secos: los frutos secos como las nueces o las avellanas estimulan la producción de colágeno; también son ricos en omega3, lo que contribuye a nuestro bienestar general
  • Lácteos: Los lácteos tienen contenido proteico y por tanto ayudan a la producción de colágeno en el cuerpo.
  • Gelatina: la gelatina tiene un alto contenido de colágeno y es rica en aminoácidos. No solo contribuye a la salud de los tejidos, sino que también facilita la digestión, favorece la regularización hormonal y potencia el sistema inmunológico

¿Quieres complementar con algo rápido y sencillo? Opta por un suplemento

frutas, verduras, cereales

Como puedes ver, una dieta balanceada mejoraría tu estado de salud y el de tu piel, sin embargo, según fuentes, el colágeno hidrolizado se absorbe mejor y este lo conseguimos en los suplementos, una fuente alternativa y sencilla a la que puedes acceder.

Se ha demostrado que los suplementos de colágeno realizan una innumerable cantidad de beneficios para nosotros, entre ellos, ayudar a controlar el peso, alivia los dolores articulares, reduce la inflamación y promueve la salud del cerebro, el corazón y los intestinos y, por supuesto, promueve la salud, flexibilidad y tonicidad de la piel.

Para asegurarte de que el colágeno realmente haga su trabajo, busca complementos alimenticios o suplementos que contengan colágeno hidrolizado o asimilable y acompáñalo con vitamina C (o asegúrate que lo contenga) pues esta vitamina se encarga de que el colágeno se sintetice.

Importante: No olvides el agua

Si haces todo bien pero no tomas agua, no lograrás los efectos deseados

chica tomando agua

El agua es muy importante para la piel, incluso entre sus capas tiene reservas de la misma. Quizás no posee colágeno per se, pero es importante beberla ya que aparte de mantener la hidratación de tu organismo, también evitara que retengas líquido y que esto se refleje en tus parpados a través de ojeras o bolsas.

El agua también es importante para la limpieza de la piel (preferiblemente fría), y en el caso de baños con sales, estas permiten la estimulación de la misma y mejoran la circulación y la tonicidad.

El agua incluso ayuda a eliminar toxinas, mejora la digestión (lo que contribuye a la mejor absorción de vitaminas y minerales) y reduce la fatiga y el cansancio. Recuerda también que una pequeña deshidratación (aun cuando no sea mayor al 5%) puede afectar tu concentración y puede producirte dolores de cabeza y mareos. NO LE HAGAS ESE DAÑO A TU CUERPO

¡Toma en cuenta estos tips y notarás una mejoría sorprendente en tu salud y en el aspecto de tu piel!

TE PUEDE INTERESAR