jueves, agosto 18, 2022
InicioVideosVIDEO: Roba una tienda, pero el dueño le dispara cuando se dispone...

VIDEO: Roba una tienda, pero el dueño le dispara cuando se dispone a huir

Un hombre en Brasil pensó haber robado con éxito una tienda, sin sospechar que el dueño se defendería.

En la ciudad Belo Horizonte, en Brasil, el propietario de una tienda fue abordado por un hombre que pretendía ser un posible cliente de su tienda de celulares.

El hombre, luego de esperar que el resto de la clientela se retirara, procedió a sacar un arma y amenazar al hombre que atendía la tienda.

Una vez obtuvo cuanto quería, el perpetrador se dispuso a alcanzar a su compañero, quien esperaba a bordo de una motocicleta en la entrada, cuando repentinamente recibió 2 impactos de bala.

En el vídeo de seguridad se observa completamente la escena

El criminal parece tomar una posición amenazante y luego la completa al amenazar a mano armada al hombre en el local.

El delincuente le solicita con coacción un celular que el hombre tenía en las manos. Luego registra el lugar y toma algunas cosas del mostrador y lleva al hombre a la parte de atrás del local.

Cuando el delincuente se dispone a retirarse, el dueño saca su propia arma y dispara.

Premeditación y alevosía en un robo termina entre balas

El criminal de 29 años fue trasladado a un hospital para recibir atención médica, sin embargo, se encuentra bajo la custodia de la policía. Su cómplice también fue detenido poco después.

En cuanto al arma del dueño de la tienda, según informan los medios de comunicación, posee registro y es completamente legal, sin embargo, aun esta la duda ¿será procesado?, ¿se considera o no legitima defensa?

Ciertamente parece existir un intercambio de palabras cuando el delincuente se retira, sin embargo, seria especulación cualquier conclusión al respecto, pues es imposible saberlo a través de un video sin audio; además ambos poseían tapabocas por lo que es difícil identificar sus palabras incluso por modulación o mímica.

Por otro lado, y según los testimonios en el lugar, los impactos de bala fueron en la espalda, lo que no coincide con un alegato de legítima defensa. Sin embargo, este se encontraba de frente a la victima de robo hasta que trato de escapar.

¿Qué dicen las redes al respecto?

Se presentan muchos comentarios respecto a la legitimidad de la defensa del hombre. Incluso indican que en la mayoría de los países latinoamericanos la ley condenaría a la víctima de robo, ya que, al encontrarse de salida, el criminal ya no representaba una amenaza.

Al mismo tiempo parecen resentir que eso sea “la ley” pues consideran que las medidas tomadas por los gobiernos en casos de robo son muy leves. Indican que probablemente el criminal ha realizado robos más de una vez, pues no creen que el castigo en realidad corrija este tipo de conducta.

Algunos parecen explicar que, aunque la ley indique lo contrario, la respuesta de la víctima de robo fue correcta y que quizás se trate del castigo que el ladrón realmente merecía.

¿Usted que cree? ¿es justificada o no la conducta? ¿merecen cargos penales? ¿ambos? ¿uno de ellos?

Más curioso aún es que exista discordia entre lo legal y lo justo, pues la ley supone un conjunto de directrices que justamente deberían delimitar la justicia y la libertad para todos.

Es cierto que ninguna persona debería ser juez, jurado y verdugo en sus propios casos, pues para ello existen tribunales, sistema de justicia, organismos para el orden público y demás. Sin embargo, cualquiera podría debatir sobre la firmeza y la efectividad de cada uno de esos órganos.

Si bien no es correcto que alguien tome la justicia en su propia mano, tampoco es justo que no exista un resguardo REAL para el ciudadano de a pie.

Quizás muchos olvidan la sensación de inseguridad que cualquier persona siente al ser víctima de un asalto. Y denunciar el hecho no cambia eso, pues el delincuente puede tomar represalias o peor aún, quizás alguno de los funcionarios que intervienen en la toma de su denuncia decida extorsionarte o amenazarte.

Las leyes pueden cambiar

Es en ese punto en el que las autoridades deberían examinar su propio legajo de ley y preguntarse: ¿Es justo lo que es legal? El fin de la ley es brindar justicia ¿Son justas las medidas? ¿Qué se está haciendo para brindar real seguridad y calidad de vida a la población?, ¿no es un reconocimiento de ineficiencia el solo hecho de que civiles posean legalmente armas para defenderse?

TE PUEDE INTERESAR