domingo, octubre 17, 2021
InicioCuriosidades5 Parejas Más Inusuales Que Prueban Que el Amor Es Ciego

5 Parejas Más Inusuales Que Prueban Que el Amor Es Ciego

El amor definitivamente es la muestra de lo imposible, es un sentimiento infrahumano que supera cualquier obstáculo y tiende a ser muy pocas veces comprendido, pero nos convierte en ciegos?… Es por ello que muchas veces concluimos, que si… El amor es una locura… es capaz de darnos la fortaleza para lograr lo que sea y a la vez, también puede llevarnos al punto de total destrucción. Sea cual sea el extremo del que estemos hablando, es capaz de llevarnos a alcanzar lo imposible.

Existe un grupo de parejas que a simple vista parecen ser la mera definición de la disparidad; parejas que son capaces de levantar más de una ceja, por decir lo mínimo, sin embargo, también pueden despertar en nosotros un pequeño pero entrañable sentido de empatía romántica, ya que gracias a ellos es posible decir: todos pueden encontrar a su pareja “perfecta”.

¡Veamos la lista!

Amalie y Sun

Esta pareja es bastante interesante, pero no por lo que creen. Amalie tiene un sobrepeso notable, y a causa de esto sufrió muchísimo bulling desde muy joven. Ella solía jugar videojuegos y allí conoció a Sun, su actual esposo.

Amelie y Sun

Ellos se hicieron amigos muy rápido, ya que, tal como lo describe Sun, Amalie es una persona muy interesante, sin embargo, al poco tiempo la relación se volvió mucho más íntima y decidieron mantenerla de forma online; aquí lo interesante: la mantuvieron por 9 años a distancia. Ambos vivían en países diferentes, pero luego de ese tiempo y de recorrer más de 1000 kilómetros en cada una de sus frecuentes visitas, decidieron casarse; actualmente se les ve felices en Inglaterra.

Mónica y Seth

Mónica era famosa por su peso. Sí, a diferencia de Amalie, ella estaba orgullosa de sus casi 300 kilogramos y se ufanaba de una meta muy particular: ella quería comer hasta que se le hiciera imposible levantarse de la cama. Su novio, Seth, la apoyaba 100% en sus metas y aunque él no estaba en la carrera de Mónica, decía que le encantaba el aspecto que su novia tenía.

Monica y Seth

Con los años Mónica cambio su meta, pues ya su objetivo no era la comida sino un bebé. Mónica quería ser madre y una vez que lo logró, no volvió a su meta anterior; todo lo contrario, Mónica decidió someterse incluso a cirugías importantes, ya que su hija ahora sería su prioridad y ella pensaba darle una buena vida. El amor definitivamente nos cambia.

Yolison y Eden

Yolison y Eden

Debido a un tumor en su pituitaria, Yolison desarrollo una altura sorprendente e incluso lo conocen como el “gigante” de Brasil.

Los médicos indican que él pudo haber crecido más de no haber sido por la extirpación del tumor, cosa que ocurrió cuando él ya media 2.4 metros.

 Por ser el hombre más alto de su país, Yolison se hizo famoso y con esa fama llego una admiradora especial, Eden, su actual esposa.

Ellos comenzaron a salir tan solo 2 meses después de conocerse y tan solo un año después ya estaban casados.

Phillip y Susan

Phillip tiene una rara enfermedad que lo confinó en una silla de ruedas. Las relaciones no eran exactamente una prioridad para él, pues no conocía muy bien su enfermedad y temía morir pronto.

Phillip y Susan

Cuando el chico superó su increíble miedo y confirmo que su esperanza de vida era un poco más extensa, se dio una oportunidad de conocer gente y así apareció Susan. Ella es una colaborada en un centro de discapacidades y a pesar de ser muy hermosa, Phillip tomó valor y la invito a salir.  Las cosas salieron muy bien para ellos, pues luego de un año ya estaban casados y parecen felices.

Tom y Stacy

Tom y Stacy

Tom es un hombre de más de 70 años y su esposa es 32 años más joven. La diferencia de edad es difícil, incluso muchos consideran que una diferencia tan grande evita que existan temas en común con las parejas, pero en el caso de Tom y Stacy no es así. Tom tiene una granja de reptiles, tema que llamo la atención de Stacy y por lo cual comenzaron a interactuar. Actualmente viven en la granja y pasan el 100% de su tiempo cuidando reptiles juntos.

Distancias, peso, altura, edad… al parecer ninguna de estas circunstancias fue lo suficientemente fuerte como para evitar que estas personas se encontraran y formaran una relación juntos.

Quizás esto es un buen ejemplo de lo poco que en realidad importan las apariencias, ¿no creen? Todas estas parejas parecen comprometidas y felices a pesar de que quizás contradicen el concepto que la sociedad a su alrededor define como “normal”. ¿No es la felicidad lo importante después de todo? ¡Buena suerte a ellos!

TE PUEDE INTERESAR