miércoles, diciembre 1, 2021
InicioSaludDime qué edad tienes y te diré cómo bajar de peso

Dime qué edad tienes y te diré cómo bajar de peso

Aunque para todos aplican ciertas reglas, como comer bien, dormir las horas adecuadas, hacer ejercicio y consumir agua diariamente, ciertamente no es lo mismo hablar del metabolismo o la capacidad de absorción de minerales de un niño a la de un adulto.

Sí, amigas y amigos míos, no se están volviendo locos, realmente los veintes y los treintas no son iguales y la capacidad que teníamos para pasar noches en vela o beber toda la noche y asistir a clases todo el día siguiente como si nada, se ve ligeramente alterada.

¿No añoran los tiempos de la niñez en que ninguna herida dejaba marcas y no le tenían miedo al sol?

Pero tu meta de bajar de peso no es una ilusión vacía; si el peso realmente se ve afectado por nuestra edad pues simplemente podemos hacer algunos pequeños ajustes para que jueguen en nuestro favor. ¿De acuerdo? Revisemos

Niños y Adolescentes

niños montando bicicleta

En los últimos años el mayor problema de los niños y los adolescentes se relaciona con su falta de movimiento; efectivamente la costumbre cada vez más pronunciada de permanecer sentados o acostados y no procurar ninguna actividad excepto las relacionadas con la tecnología ha causado mayores índices de obesidad.

Los niños y los adolescentes deberían ser instruidos desde pequeños para que mantengan una dieta balanceada e incluso, de ser posible, relacionarlos con alguna clase de deporte, pues de esta manera se habituaran y podrán implementarla cuando sean adultos. Esto no solo les sentará bien con respecto a su aspecto, sino que contribuirá a mantener su salud en estado óptimo.

A los Veintes

En los veintes en problema es la eficacia. Se cuenta con relativa buena salud y por tanto se suelen descuidar otros factores con la excusa de “no tener tiempo”.

senderismo

En realidad, es una cuestión de efectividad, pues en esta década el consumo de alimentos que no rinden un beneficio para la salud es muy alto y además se suele recurrir a ayunos prolongados.

Todo se trata entonces de interés y determinación ya que planear las comidas y recurrir a la clase de ejercicio que en realidad se necesita no es tan complicado, sin embargo, al igual que todo en la vida, es una decisión.

Ojo, no te mates de hambre, no es necesario, tan solo planifícate y come mejor. Incluye pequeñas rutinas de ejercicio y luego progresa poco a poco.

Solo debes intentarlo

A los treintas

A los treinta comienzan los primeros cambios en tu cuerpo, pues tu metabolismo es más lento ahora (eso pasa porque dejas de crecer). La parte buena de esto es que a esta edad empezamos a tomar conciencia y nos cuidamos un poco más.

A esta edad comenzamos a perder masa muscular levemente por ello es recomendable que eleves el consumo de proteínas y que incluyas en tu dieta más productos naturales, o al menos, menos productos procesados.

En cuanto al ejercicio, no abandones el trabajo de la masa muscular; haz ejercicios de fuerza pero no olvides incorporar algunos días de cardio.

También es recomendable que una vez al mes realices una dieta depurativa. Acostúmbrate, en las siguientes etapas lo necesitarás

A los Cuarentas

Esta es la época con mayores cambios hormonales, así que tómala un poco enserio. A las mujeres se les recomienda realizar ejercicios al aire libre o incorporar vitamina D en su dieta, pues a esta edad se presenta perdida de calcio y la vitamina D es la responsable de que esta se absorba apropiadamente. Con suplementos puedes consumirlos los dos.

ejercicio de fuerza

En cuanto al ejercicio incorpora más fuerza que cardio para no aumentar la pérdida de masa muscular.

Por su parte los hombres, al estar tan cerca o sobre la andropausia, se les recomienda aumentar los ejercicios de fuerza y el consumo de proteínas.

Tanto para hombres como para mujeres, se debe incrementar el consumo de productos integrales y eliminar casi en su totalidad los productos procesados. Para adelgazar, cuida la cantidad de carbohidratos también.

A los Cincuentas

yoga

En esta edad el consumo calórico es menor porque el metabolismo es aún más lento, por ello, debes ajustar tu ingesta calórica a lo que en realidad necesitas para mantener el nivel energético. Disminuye las grasas e incrementa las fibras, las proteínas que sacien y verduras y frutas.

Incorpora ejercicios que incluyen estiramientos, como el yoga o el tai chi

A los sesenta o más

Dadas las dificultades de la edad pueden incluirse en las dietas mayor cantidad de almodones que proteínas, sin embargo, todos estos son importantes. Deben encontrarse ideas que permiten incluir mayor cantidad de proteínas sin causarles molestias.

tai chi

En cuanto al ejercicio, este no debe detenerse, pues más allá de garantizar la pérdida de peso, también garantizara la movilidad del individuo y la posibilidad de mantener la masa muscular. En caso de necesitarlo, pueden utilizar suplementos, sin embargo, con la edad pueden aparecer cualquier clase de otras dolencias, por lo que la ingesta de cualquier producto nuevo junto con la medicación regular debe ser consultada con un médico.

Quizás la conclusión es muy obvia, pero es necesario que lo digamos: habituémonos a hacer ejercicio sin importar nuestra edad, pues a medida que esta avanza, será más difícil y más necesaria.

Juguemos con la comida y el ejercicio, adaptémonos  

TE PUEDE INTERESAR