viernes, junio 24, 2022
InicioSaludExpertos comentan por qué "es hora de empezar a confiar" en...

Expertos comentan por qué «es hora de empezar a confiar» en las vacunas de Rusia y de China

Desde principios del año 2020 los científicos han trabajo arduamente por desarrollar una vacuna que pueda evitar el contagio y los efectos que el COVID-19 han causado en la comunidad mundial.

Rusia, en agosto del mismo año fue el primero en anunciar que poseían una vacuna en fase II y que los resultados obtenidos eran increíblemente alentadores, sin embargo, otras empresas de renombre como Pfizer o AstraZeneca comenzaron a dar pelea y por su popularidad y magnitud, se incorporaron a la lucha y tuvieron una mejor recepción, incluso cuando todas han presentado pros y contras que los científicos tuvieron que resolver.

China igualmente lanzo su vacuna desde tempranas etapas, aprobó el uso de emergencia de las mismas desde julio de 2020 y ha presentado diversos resultados respecto a su viabilidad.

Dado el lanzamiento de las vacunas en tan tempranas etapas de desarrollo, la comunidad internacional mostró fuerte escepticismo hacia ellas, y este hecho, en compañía a la popularidad de la competencia, menguaron el interés para tu adquisición.

La rapidez en el desarrollo generó desconfianza sobre las medidas de seguridad

Ante la constante zozobra de los países por adquirir mayor cantidad de vacunas para sus poblaciones o la preocupación de no poder adquirir ninguna, tal parece que la vista mundial está girando sus ojos hacia las vacunas rusas y chinas, pero se mantiene la duda ¿son confiables?

frascos con la vacuna para el Covid-19

Aunque desde las tempranas etapas del desarrollo y venta las vacunas no occidentales se consideraron inferiores, las vacunas han dado buenos resultados e incluso, según la revista médica The Lancet los resultados del ensayo de la vacuna Sputnik V (ruso) tiene una tasa de eficiencia del 91,6%

Las vacunas desarrolladas en china dieron resultados similares; una vez evaluada se consideró más fácil de desarrollar pues no requiere temperaturas extremas para conservarse o resguardarse y muestra resultados entre 50% y 91% de efectividad

Tal como menciono Raina Macintyre de la Universidad de Wales:

“Al fin de cuentas, cuando se habla de sacar una vacuna y darla al público uno necesita que la data este publicada”

Su afirmación es totalmente lógica pues todas las vacunas, occidentales o no, persisten en etapas tempranas de desarrollo y por tanto, los resultados no son concluyentes ni realmente evaluables hasta que los trabajos puedan publicarse, es decir, hasta presentar datos ciertos que pueden respaldar pruebas de su evolución.

A la fecha, las pruebas de Sinopharm, empresa controlada por el estado en China, concluyo la fase tres con un resultado de 79% con el que consiguió la aprobación para el desarrollo de la vacuna.

Sinovac por su parte ha recibido resultados cambiantes en los países en que está siendo probada; todos varían entre 50% y 78%

Que pasa con la distribución

Aunque se ha presentado resistencia ante todas las vacunas no occidentales, Sinovac, Sinopharm y Sputnik han incrementado gradualmente sus acuerdos de exportación; entre las 3 suman casi mil millones de dosis y planean superar esa cantidad en el 2021.

Las grandes empresas que cuentan con respaldo internacional también se encuentran trabajando en su distribución, sin embargo, su demanda reside en grandes países, por tanto, grandes compras, y esto hace que la distribución se ralentice para otros compradores.

Activistas a favor de la producción de vacunas por empresas no occidentales aseguran que la credibilidad de las vacunas como Sinovac y Sinopharm podrían incrementar su alcance si contaran con aprobación internacional, sin embargo, aclaran que la OMS tiene “precalificaciones” para países que no se encuentran en su lista de “confianza” y que el proceso completo a cumplir es demasiado extenso.

Declaraciones de especialista de la Universidad de Hong Kong

Jin Dong-Yan de la Universidad de Hong Kong admite que los productores de las vacunas en China nunca se habían visto en la necesidad de comprobar los resultados, pues sus poblaciones confían en sus gobernantes y nunca tuvieron que recurrir al branding, sin embargo, fuera de China, es realmente difícil que cuenten con aprobación o respaldo sin revisión de procesos.

vacuna en mano, vacunas

Por ahora y hasta que se aclare el panorama respecto a la efectividad de los medicamentos y vacunas, un sin número de personas, lo sepan o no, están padeciendo del Covid-19 y para muchos la llegada de las vacunas constituiría no ser parte de la estadística alarmantes de decesos que va en aumento día con día.

Sin embargo, y en el espíritu estoico que muchos quizás deberíamos desarrollar, debemos fijarnos en lo que está en nuestras manos…literalmente, sujetarnos a las medidas de seguridad y colaborar de las maneras en que se nos haga posible; para algunos eso representa inversión intelectual, para otros monetaria y en la mayoría de los casos, la promesa de que se mantendrá el distanciamiento necesario y la intensificación de medidas higiénicas, además del contrato colectivo que abarca la limitación de circulación excepto en situaciones necesarias.

TE PUEDE INTERESAR