lunes, junio 27, 2022
InicioCuriosidadesMira lo que le sucede a tu cuerpo si bebes CERVEZA TODOS...

Mira lo que le sucede a tu cuerpo si bebes CERVEZA TODOS LOS DÍAS

Cuando hablamos de licor, es natural alarmarse, ya que su ingesta en exceso generalmente se asocia a adicciones, problemas de salud y disfunciones o problemas familiares.

Efectivamente el consumo excesivo de alcohol no solo puede provocar adicción, sino también graves problemas de salud, desde la obesidad hasta la degeneración muscular, daño permanente a las células del cerebro, problemas hepáticos y cáncer e incluso riesgo de ACV.

Sin embargo, en este artículo, no nos vamos a centrar en los daños provocados por el consumo en exceso de alcohol, sino en los beneficios de su uso moderado.

Muchos profesionales de la salud no deciden hablar de estos beneficios, ya que algunos podrían utilizarlo como un justificativo para su consumo y llegar al exceso, sin embargo, existen límites sanos. Hablemos de eso primero.

Beber cerveza

No se trata de tolerancia al alcohol, sino de mililitros

El consumo moderado bajo de alcohol se pide en mililitros. Según estudios el consumo de bajo riesgo es de máximo 3 bebidas en un día y 7 a la semana para mujeres, y 4 bebidas en un día o 14 en la semana para los hombres.

La métrica asociada a esta limitación se asocia a los mililitros estándar de cada una, es decir, 150ml para el vino, 350 ml para la cerveza, 44ml para un licor con más de 40 grados de alcohol y entre 230 y 260 para el licor de malta.

TODO EN EXCESO ES MALO, y si hablamos de licor, es bueno saber los límites

Cumpliendo con esta pequeña limitación de seguridad, por favor, disfruta de tu cerveza diaria y sigue leyendo para que entiendas los beneficios que esta puede aportarte:

Ayuda a mantener la vista enfocada

Según estudios, gracias a los antioxidantes que posee la cerveza, el riesgo de presentar síntomas de cataratas se reduce en un 50%.

Gracias a los polifenoles y flavonoides que posee también representan una protección para las células oculares.

Eso sí, mientras más oscura sea la cerveza, mayor cantidad de antioxidantes posee. SI te gustan las belgas o las malteadas, mucho mejor para ti.

cervezas

La cerveza es nutritiva

Como ya mencionamos, la cerveza posee antioxidantes, pero no solo eso, también posee magnesio, calcio, hierro, fosfato y vitaminas del grupo B. Además, gracias al lúpulo y la cebada (cereales) que son agregados a la cerveza, tu cuerpo se hace receptor de fibras y proteínas.

La cerveza ayuda a proteger tu corazón

Aunque los beneficios al corazón son asociados generalmente al vino, la cerveza también te hace menos propenso a subir un ataque al corazón o cualquier enfermedad cardiaca, pues la cerveza evita la oxidación de las células, aumenta la cantidad de colesterol bueno en el cuerpo y reduce la inflamación y la presencia de coágulos.

Fortalece tus huesos

La cerveza posee silicio, factor importante para evitar enfermedades músculo esqueléticas como la osteoporosis, envejecimiento prematuro y la desmineralización de los huesos. También se le asocia con la disminución de los síntomas de la menopausia y del riesgo de fracturas.

Mejora la memoria y reduce el riesgo de Alzheimer

La cerveza posee dos factores importantes para la lucha contra el Alzheimer y la perdida de la memoria: el silicio y el xanthohumol. Ambos protegen las células cerebrales del daño oxidativo y además contribuyen a que el aluminio no se absorba, indicio común entre las personas con alzhéimer.

Mejorar tu memoria

Previene el cáncer

El xanthohumol no solo beneficia a la memoria y le da su sabor característico a la cerveza, también tiene efectos preventivos o antitumorales, sobre todo para el cáncer de próstata. Los resultados son increíbles, pues según estudios, inhibe la proliferación de las células malignas en casi un 50%.

Incrementa la velocidad de recuperación después del deporte

La cerveza no solo favorece el factor anímico al incluir un factor social a una actividad saludable (una cerveza después de un entrenamiento ¿por qué no?), sino que facilita la hidratación, cosa que aumenta la recuperación y disminuye los dolores musculares.

Una cerveza al día después de hacer deporte

El consumo de cerveza, aunque limitado, realmente ayuda al organismo. También debes saber que disminuye el riesgo de sufrir diabetes (dada la cantidad de fibra soluble que posee) y también se le asocia a la prevención de problemas renales, de infecciones y a la aparición de colesterol malo.

SIN EMBARGO, nunca olvides la regla básica mencionada anteriormente sobre los límites en el consumo diario. Es muy fácil de entender; si te atrapas a ti mismo tratando de evadirla, por favor, no temas pecar de precavido y consulta a un médico.

TE PUEDE INTERESAR